. . . . . - Ir al Portal "Campo Mórfico" -

La Flor de la Vida
Desvelando  su  secreto
en
 aplicación  a  la
Naturaleza  del
 Ser  Humano

La Flor de la Vida es... el Anagrama que nos expresa
la Ley que rige la Vida encarnada
y la Estructura de todo cuanto existe en el Universo.

Esa Ley y esa Estructura es... "El Compartir-nos"

Sabemos que "todos somos UNO", pero...
... ¿cómo Somos también "cada cual"?

Esto es lo que mostrará el presente trabajo.

Última actualización de esta Web: 1 marzo 2013
[ Ir a lo añadido más reciente ]

 

A "La Flor de la Vida" se le atribuyen las siguientes Propiedades:

Contiene dentro de sus proporciones todos y cada uno de los aspectos que existen en la vida. Contiene cada fórmula matemática, cada ley de la física, cada armonía de la música, toda forma de vida biológica incluyendo tu cuerpo específico. Contiene cada átomo, cada nivel dimensional, absolutamente todo lo contenido en universos de forma de onda.

El símbolo de La Flor de la Vida muestra cómo todas las cosas provienen de una fuente y están íntima y permanentemente tejidas entre sí. Se considera una expresión visual de las conexiones que la Vida teje a través de toda la humanidad.

En muchas culturas del Mundo se le considera un Símbolo de la "Geometría Sagrada".

Asociado a este Símbolo de la "Flor de la Vida" se encuentran el de la "Semilla de la Vida" y el del "Árbol de la Vida", siendo este último la base del fundamento para la Kábala (Cábala). Así mismo, también el Símbolo de la "Vesica Piscis", muy existente en la tradición judeo-cristiana, y se ha usado para la fundación de construcciones sagradas.

Todas estas Figuras
se tratan en el trabajo que presenta esta Web.

Cobra especial relevancia dentro de La Flor, la figura del "Merkabah", consistente en dos Tetraedros en posición invertida respecto uno del otro, como se muestra a continuación. Como veremos, viene a representar en lo Humano a la estructura de un Individuo ensamblado en la Colectividad.

La imagen que sigue es de una "Película Flash"
y muestra el desarrollo progresivo del significado de la Flor de la Vida:

(( haz Clic sobre el botón "Play" para iniciarla ))


A continuación comento algunos de sus contenidos:
( ayudarán a captar más de lo que la amenidad de la película no expresa )

En primer lugar muestro los Símbolos que van a ir apareciendo en el desarrollo de la Flor. Estos son los de la propia Flor, la Semilla de la Vida, el Árbol de la Vida y la Vesica Piscis.

semilla   arbol  

Teniendo ya presente lo que los Campos Morfogenéticos nos han venido a desvelar respecto de dónde se ubica la Mente, que no es en el Cerebro, sino más allá de él, en lo que resulta ser la Atmósfera psíquica planetaria, podemos comprender la realidad Una que entre todos formamos, al mismo tiempo de la peculiaridad que cada individuo expresa (configurada a partir de la atmósfera global).

Esa "liberación" de la Consciencia respecto del cuerpo físico, es lo que el libro "Consciencia más allá de la vida" nos viene a informar con mucho detalle.

Entre "todos" damos lugar al entramado de la Colectividad, perfectamente entrelazadas cada Alma que la conforma, gracias a lo que cada uno de nosotros comparte con otros de lo que hemos ido desarrollando de aptitudes, actitudes y comportamientos en nuestro Ser. Es decir, que todos formamos una perfecta amalgama, al tiempo que individualidades delimitadas, como muestra la figura:

El Símbolo de la Flor de la Vida nos habla del esquema básico que configura una Individualidad, sea humana o de otro ámbito de la realidad existente en los niveles de la Materia. No contiene un número de Círculos o Esferas de forma aleatoria, sino las justas y necesarias para expresar "la estructura de una Individualidad" y lo que precisa de "engarces" con otros elementos de su mismo "reino", plano o dimensión material.

Lo que refleja la vinculación que el Tetraedro hace con todos esos 18 círculos (6x3) más el Central (protagonista desde el cual se considera la interacción conjunta), es lo que hay que proyectar también desde cada Individualidad para captar la correlación global existente. Esa conexión entre esferas o individualidades es lo que nos puede ayudar a comprender el modo en que todo se "engarza" en el Universo que contemplemos, por lo cual Somos UNO y múltiples a un mismo tiempo.

No se trata de que todos los individuos nos "influenciamos", sino que nos "condicionamos", gracias a lo que "compartimos" de lo que otros "tienen en sí mismos" desarrollado.

En cada Colectivo (el familiar, laboral, de amistad, social local, provincial, nacional,...) se hace posible ese Compartir de las habilidades (físicas, emocionales, intelectuales,...) que cada cual ha venido desarrollando en los procesos reencarnatorios de su Alma. Mas esto no sólo ocurre al comienzo de ingresar un Alma en tal Colectivo, sino que durante todo el "tiempo" que permanezca en tal vinculación, irán ocurriendo modificaciones en las posibilidades de expresión (comportamientos, actitudes, estados anímicos,...) de cada Miembro, tal como ocurre con el alterne de los días y las noches y las estaciones del año. Todo es cíclico, impermanente, sujeto a la dualidad donde se desarrolla la Consciencia.

Si prestamos atención, podemos observar cómo una condición específica de un individuo puede desaparecerle de inmediato y observarla en otro individuo de alguna manera vinculado a aquel. Esto es lo que denomino "trasvase" de Valores. En los estados de ánimo es más fácil hacer tal observación, pero es aplicable a todo tipo de aptitudes y actitudes que puede expresar el ser humano.

Nada es "propiedad" de un sujeto, sino que cada cual hace uso de aquello que cultiva en su habilidad, para "atraer hacia sí" del campo colectivo lo que valora o busca para su "personalidad", para lo que va a ir definiendo su inercia personal y que tendemos a catalogar como que es "suyo propio" y no solamente "canalizado hacia sí".

Esta imagen de la Semilla de la Vida (lo trazado en blanco) permite ver cómo el individuo central está compuesto, estructurado, con lo que su inercia personal cultivada le hace posible tomar para sí, tanto en lo que constituirá su condición interna (núcleo y periferia) y lo que proyecta para sus relaciones o desarrollo externo.

Pero ¡ojo!, que aquello en lo que me esfuerzo o aplico a "mantener en mí ", será vivido "en su carencia" (en su condición opuesta) por alguien a mí allegado. Si ves que lo precisara para equilibrar su vida, aminora tu aplicación en ello; y si no soportas ver en el otro tal actitud antagónica, comprende que tú se lo estás posibilitando, y ámalo por lo que te hace posible "experimentar" la vivencia de ese otro antagonismo que valoras en ti.

Para comprender esto anterior, hemos de saber lo siguiente:

1) Las almas "individuales" son las posibilidades de expresión de los infinitos valores de la Unicidad, que se motivan por expresarse diferenciadamente del resto de valores, para lo cual tienen un inicio de expresión partiendo del "vacío de consciencia de sí" en cuanto a lo que es su peculiaridad diferenciada dentro de la inmensidad que con el Todo constituye.

2) Mas esas proyecciones de diferenciación necesitan de los mundos de la densidad (la podemos llamar Materia), donde surgen los factores de espacio (separatividad) y tiempo (temporalidad, finitud), precisos para caminar desarrollando expresiones específicas diferenciadas. Es así como se irá dando lugar a la corporalidad y a sus acciones, regidas desde la propia necesidad de experiencias.

3) Para que esas experiencias puedan mantenerse en una expresión de continuidad (mantenerse "presentes" en la expresión material -encarnada en nuestro caso-), a fin de ir impresionando los elementos que van a ir constituyendo su conciencia y que en lo material llamados "sentidos", es preciso un Campo colectivo de experiencias vivenciales. Y ese "poder mantenerse en la experiencia" se hace posible gracias a lo que venimos a llamar "interacción", que no es más que el intercambio de experiencias logradas por otros, intercambio el cual genera "lazos o engarces" que hacen posible que todos ellos puedan mantenerse en el escenario "viviente" de la densidad (la dualidad temporal y limitada). Esto es lo mismo que ocurre en los átomos y en las partículas subatómicas cuando surgen del vacío cuántico, que gracias a sus interacciones retrasan la "vuelta" a su estado potencial, a su "hogar" de unicidad.

Puedo concretar esto diciendo que...

... la "interacción" debe concebirse como un "entrelazamiento de implicaciones individuales" o un "engarce" a modo de lo que se realiza entre átomos mediante el compartir electrones, lo cual mantiene a ambos en una realidad específica conjunta que los hace más estables y "duraderos" en el tiempo.

En lo humano, dicha "continuidad" en experiencias concretas permite experimentar tal circunstancia con más intensidad perceptiva, calando más en las posibilidades y tendencias del núcleo, en sus "personas".

Así como una Pareja en lo humano se "intercambian" valores de lo que cada uno de ellos ha cultivado en sí (paciencia, organización, desorden, sentido estético, violencia, dulzura, inteligencia,…) para que ahora operen en el otro, es decir, los pueda utilizar el otro a cambio de lo que éste pone a mi disposición de lo que cultivó en él, igual ocurre a nivel global entre las individualidades que se integran en un Colectivo.

De esta forma, mediante esas interacciones generadoras de "engarces", la Pareja se mantiene más tiempo unida que si no "compartieran" algo de sí mismos, justificando esto lo que desde una lógica normal no se llega a comprender del por qué fulanito y fulanita se mantienen aún juntos, cuando tanto se enfrentan y discuten, por ejemplo, y es por lo que reciben del otro en los niveles del subconsciente, que con una ruptura dejarían de poder expresar en "su matiz de personalidad" lo que están valorando ahora (gracias a esa relación) de sí mismos.

El Símbolo de la Vesica Piscis nos hace ver cómo en los niveles de la Pareja es donde más interacción existe, con un compartir muy amplio en sus posibilidades. Los círculos entrelazados verticalmente son los que lo posibilitan (imagen de la izquierda). La de la derecha muestra la vinculación paterno-filial. Los Hijos vienen a nutrirse (utilizar para sus experiencias) considerables aspectos de aquel compartir de la Pareja.

Una relación con persona diferente induce a dar vida a otros aspectos de nuestras posibilidades potenciales, ya que interactúan valores o aspectos distintos en uno y otro individuo. Los cambios que apreciamos no es por mera "influencia", sino por reales "trasvases" de valores.

 

¿Y qué viene a ser el Símbolo del "Árbol de la Vida" en todo esto?

Expresa el modo en que las diversas áreas donde interactúa un Individuo intervienen en la estructuración de sus posibilidades de comportamiento interno y externo.




Para comprenderlo nos sirven las figuras que muestran los diversos aspectos de su estructura, que debemos contemplar como si de un individuo que está frente a nosotros, mirándonos, se tratara.

En primer lugar y con protagonismo especial está el Hexágono (líneas verdes), que representa el Núcleo de la Individualidad. Su Centro se constituye en el Corazón del Ser. Éste divide en dos Sectores al Cuerpo del Individuo, expresados con la figura a modo de dos Rombos (dos de las dualidades más manifiestas de una personalidad)(líneas celestes), el superior refiriéndose a los aspectos de lo "torácico", y el inferior a lo "abdominal", expresivos estos de lo Mental (intelectivo) y lo Emocional, fundamentos de la condición encarnada.

El Rectángulo viene a delimitar lo que podemos definir como el Tronco que da solidez al Individuo. Por encima de éste queda el Triángulo de lo Mental superior, y por debajo el Triángulo de la concreción Material. La relación entre ambos es de 1/3. Podemos asociarlos al Símbolo del Merkabah, de dos tetraedros invertidos respecto uno del otro, exponentes de la abstracción mental y la concreción materializable.

Las Lateralidades, derecha e izquierda del Árbol, una vez lateralizadas ya las vísceras esenciales corporales como ha venido ocurriendo en la evolución animada hasta llegar a lo humano, expresan, como ya sabemos teórica y prácticamente, esas dos mismas polaridades que se manifiestan igualmente en lo Superior (de arriba) y lo Inferior (de abajo). Para la derecha la inducción, lo racional, lo medidor, lo analítico, el juicio. Para la izquierda lo emotivo, lo expresivo y la receptividad.

En la columna vertebral del Árbol nos encontramos con los Centros o Vórtices Energéticos que hemos venido a llamar Chakras. Hay diversidad de criterios sobre su correspondencia a nivel orgánico, siendo mi criterio la siguiente correlación, comenzando por el inferior al que se le denomina el 1º: 1º=Sistema generativo (genitales), 2º=Ombligo (centro del vientre), 3º=Plexo solar/ Suprarrenales, 4º=Corazón/ Timo, 5º=Garganta/ Tiroides-ParaTiroides, 6º=Hipófisis, 7º=Pineal. Sus funciones: Concreción creativa, Centro emocional, Energía vital, Relación vital y Núcleo coordinador, Comunicación, Clarividencia, Entendimiento.

Comprendo que el ser humano busque una dialéctica que le permita percibirse como criatura más trascendida de lo que observa en su entorno humano social cuando éste es demasiado materialista y sumergido en motivaciones "terrenales" que deseamos erradicar de nosotros mismos una vez que adquirimos la consciencia de que somos seres espirituales sumergidos en la experiencia de la dualidad material. De ahí la tendencia a usar expresiones de "divinidad" o análogas cuando tratamos criterios sobre los Chakras o bien del Árbol de la Vida inmerso en la Cábala.

Dicha terminología nos aparta del verdadero sentido de nuestras encarnaciones, que nada tiene que ver con sentirnos "divinos" o "ángeles encarnados" si esto nos va a apartar de darle la importancia que nuestra organicidad (órganos, glándulas y sistemas) tiene en nuestro proceso como Almas. La estructura encarnada no es ni más ni menos que la herramienta de la que se vale el Alma para poder tomar conciencia de sí misma y poder interactuar con otras Almas para una reciprocidad evolutiva "concreta" conciencial, que desde sólo el plano espiritual del Alma no posibilita lo necesario.

El Mundo que llamamos Material surge de la propia necesidad del Alma para poder ir desarrollando la Consciencia de los valores que le van caracterizando como Ser diferenciado (que no "apartado" o separado), a fin de enriquecer con ellos a la Unicidad que todos Somos, pero que desde la cual la vivencia de la multidiversidad se pierde en la abstracción, en lo que conocemos hoy día como la "globalización" a la que se está conduciendo la sociedad mundial, en detrimento de la apreciación de las características individuales, que requieren consideraciones específicas diferenciadas.

La inercia "espiritual" mal enfocada nos induce a estados emocionales "elevados" pero carentes de la solidez de la comprensión de nuestros procesos cotidianos, del sentido de nuestras relaciones más cercanas y con nuestro propio cuerpo, pues con aquellos solemos tender a "evadirnos" con estados mentales apartados del compromiso del cotidiano vivir desde la acción corporal, necesaria para la materialización de nuestra realidad espiritual que pretende consolidarse en la consciencia material u orgánica en la que se expresa y desarrollan los valores humanos en torno al Amor.

Nos resultará más eficaz en el objetivo de la vida encarnada del Alma aprender sobre el significado del propio Cuerpo, no ya para lo que hemos venido utilizándolo en el darle vida a los Sentidos físicos y a la capacidad "generativa" o creadora, sino conduciendo a los primeros hacia un desarrollo del Intelecto para ir procurando más Comprensión del proceder vital, y una aplicación de nuestra capacidad generativa hacia creaciones más allá de lo orgánico, más allá de la sexualidad que aún se concibe como expresión del amor humano.

Nuestra Esencia es Consciencia Creativa, pues Somos Mundos potenciales materializándose a través de las experiencias cotidianas del tiempo y del espacio, de la apreciación de las diferencias pero en base a la solidaridad que fuerza el Compartirnos y desde el cual no es posible ese cultivo de la diferenciación o peculiaridad.

Esas experiencias se basan en el Aquí (espacio) y el Ahora (tiempo), factores vivenciales que trascienden lo hasta ahora concebido como espacio-tiempo porque lo sumergíamos en el antes (el ayer) y el después (el mañana), inexistentes en cuanto a realidad manifiesta.

Al cultivarnos en la contemplación profunda y vívida del Aquí y el Ahora estaremos interviniendo, viviendo, desde el "No Tiempo", en lo único existente para el sentido de nuestra encarnación, con lo cual eludimos el factor "miedo", que se genera sólo desde expectativas fuera del momento presente y que da pie a todos los desórdenes que conocemos en lo humano.

Viviendo el instante potenciamos la toma de Consciencia de lo que éste viene a aportarnos, a inducirnos hacia la consideración de la peculiaridad que cada cual es, nuestra mayor responsabilidad, desde la cual aportaremos a que las demás Almas logren igual objetivo en sí mismas.

Sabemos que somos Almas, surgidas desde el No Tiempo, más allá de conceptos de lo eterno y lo infinito, por lo que enpeñémonos en dar Luz a la oscuridad que concebimos que es la materialidad de nuestros cuerpos y de nuestras circunstancias. Procuremos percibir el entramado de lazos, vínculos o engarces que posibilitan el desarrollo de cada una de las Almas, y será posible la erradicación de las vanidades, orgullos y soberbias que dificultan dar vida al Amor, esa experiencia de la que los que "regresan" de muertes clínicas (ECM) nos hablan con el apelativo de "Amor incondicional" y que en nada se parece al amor del que se habla y se experimenta en lo humano.


Añado una imagen dinámica Flash donde muestro cómo es más minuciosamente observada la formación de la Flor de la Vida, desde lo que es el esquema esencial de la Individualidad central, sobre la que se constituye la figura de la Semilla de la Vida. Sobre esta última aparece al final cómo se ensambla el Árbol de la Vida. La imagen tiene botones de acción para poder pararla cuando se desee a fin de observar detalles, así como para retroceder varios fotogramas y repetir la última secuencia que estemos observando. Al final vuelve a comenzar si no usamos botón alguno:


Página Web relacionada:

Web "Mer-Ka-Ba"
Desarrollo de su estructura aplicada  a la Naturaleza del Ser Humano.

Web "¿Qué Mundo quiero crear"
Somos Mundos potenciales materializándose a través de las experiencias del Aquí y del Ahora que trasciende al espacio-tiempo.

 

>

_______________________________________________________________________
Si quieres comentar acerca del contenido de esta Web,
______________ puedes escribirme al correo: ______________

subir

Flag Counter