Web: "Somos lo que comemos, pero…"

Concreciones del Grupo:
"Somos lo que comemos, pero…"

/////// -Ir al Portal Web- ///////


Texto de Presentación:

"Somos lo que comemos", pero… "comemos según somos".

Texto auxiliar:

Pensamos que los alimentos que ingiero nutren mi Cuerpo, y que mi Mente va por otro lado, al margen de lo que sean mis comidas. Pero en realidad, con lo que ingiero (sólidos y líquidos), lo que estoy es alimentando mi modo de ser.

Si alguien (un terapeuta por ejemplo)  me indica que no debo tomar un alimento específico y yo quiero hacerle caso porque quiero encontrar alivio en lo que me ocurre, procuraré dejar tal alimento, pero como no pretendo cambiar mi modo de ser, sino aliviarme de algún padecimiento físico o psíquico,  la sustancia química (todo alimento es un conglomerado químico) que evito no comiendo aquello, la encontraré en otro alimento que es posible nunca haya comido, pero que llegará a mí, por vía subconsciente,  para ajustarme en mi tendencia de personalidad.

Mas cuando no me orientan en lo que debo dejar de comer y lo que debo de usar en su lugar, pero estoy "convencido" de lo que debo cambiar de mi personalidad (actitudes anímicas que ya considero improcedentes en mí),  iré dejando inconscientemente aquello que alimentaba esa actitud que me era "propia",  y comenzaré a tomar lo que me acerca a la que deseo "adquirir".

En este último caso, la recuperación de alguna condición desequilibrada física irá teniendo lugar.  Pero en el caso anterior, si bien suele sentirse una mejoría al principio, poco después la dolencia o desequilibrio vuelve a aparecer.

Esto es indicio de que la Mente, la actitud mental por la que nos inclinamos y "cultivamos",  es la directora de mis procederes vitales, en este caso los nutricionales (alimentarios de lo corporal). Y es de esta manera como mi Cuerpo expresará de mis actitudes internas. Nada de él (formas, habilidades,…) es al margen de mis modos internos de enfocar mi vida.

Más aportaciones:

.........

- subir -