Web: "Relación Vísceras corporales - Cerebro"

Concreciones del Grupo:
" Relación 'Vísceras corporales - Cerebro' "

/////// -Ir al Portal Web- ///////
-Actualizada el 4 noviembre 2012, 19:55 h.-


Texto de Presentación:

Nuestro Cuerpo es la materialización estructurada y organizada de los valores o inercias Mentales de nuestra personalidad individual. Los cuatro pares de órganos (Corazón y Diencéfalo, Pulmón y Telencéfalo, Hígado y Cerebelo, y Estómago y Mesencéfalo), son los elementos fundamentales que han ido dando lugar a la especialización que ha adquiriendo cada hemisferio cerebral.

Texto auxiliar:

Nuestro Cuerpo es la materialización estructurada y organizada de los valores Mentales de nuestra personalidad individual. En él, cada víscera juega un papel fundamental en las posibilidades de motivaciones y desarrollos psicológicos del individuo. Las distintas partes o estructuras del Sistema Nervioso Central, se relacionan directamente con órganos corporales específicos.

No fue desarrollándose todo a un mismo tiempo, sino que primero aparecieron unas estructuras muy concretas, Corazón y Diencéfalo, a partir de las cuales irían surgiendo más tarde los demás elementos corporales, tanto de lo Visceral como de lo Neural, con curioso paralelismo.

La figura de la izquierda de la imagen que sigue muestra el surgimiento de esta dualidad en la célula embrionaria. De lo que se señala como "visceral", después de estructurarse lo que será el Corazón (señalado por el área del punto negro inferior), irá surgiendo todo el tracto digestivo, del que, paulatinamente, irán haciendo aparición las diferentes vísceras corporales. De lo señalado como "neural", tras estructurarse lo que será el Diencéfalo (punto negro superior), irá apareciendo todo el sistema nervioso central.

La figura de la derecha retrocede más hacia cómo fue la primera estructuración de esos dos Sistemas: Una membrana bañada por dos tipos de fluidos, los inmersos en el Saco Vitelino (S.V.) y en la Cavidad Amniótica. Por el lado del primero se constituirá el Sistema Visceral, y por el lado del segundo la placa Neural (base de los órganos de los sentidos y del sistema nervioso). El fluido del Saco Vitelino lo constituyen los factores sanguíneos, y el fluido de la Cavidad Amniótica el líquido cerebro espinal y lo que, en último término, da lugar a la Linfa.

Después de esa primera fase de protagonismo de los dos corazones mencionados, llegarán las estructuras generadoras del análisis (bases del raciocinio). Por una parte el Telencéfalo, con su famosa corteza cerebral, y por la otra los Pulmones, cuya acción dinámica posibilitará las funciones del primero (del telencéfalo). Ambas nuevas estructuras (Pulmones y Telencéfalo), terminarán envolviendo a los corazones respectivos primigenios, absorbiéndoles el protagonismo en el sentimiento de dirección de los procesos vitales del sujeto en cuestión.

El Corazón bombeará especialmente el flujo sanguíneo hacia los pulmones, y el Diencéfalo el flujo neural hacia el telencéfalo. El Pulmón es la víscera encargada de dar el aliento de vida al organismo en general, así como el Telencéfalo es el responsable de aportar la actitud consciente del individuo, fin esencial de la vida encarnada.

El Hígado y el Cerebelo, surgidos ambos del tubo digestivo y del tubo neural, respectivamente, que actúan a través de esos órganos puentes que son el Duodeno (en lo digestivo) y el Puente (en lo neural), son los responsables de los automatismos de organización estructural de todo el organismo, cada cual en su sistema. El Estómago y el Mesencéfalo, especialmente vinculados al corazón, son los que aglutinan la energía emocional; el primero, expresado en la responsabilidad de digestión del alimento telúrico o terrestre, que en lo neural expresa el curioso núcleo rojo mesencefálico.

Con estos cuatro pares de órganos (Vísceras y estructuras Cerebrales), nos encontramos con los elementos fundamentales que han ido dando lugar a la especialización que ha ido adquiriendo cada hemisferio cerebral. Dos de esas Vísceras corporales se han lateralizado hacia la derecha (sus lóbulos izquierdos han sido mermados considerablemente), para regir desde él al hemisferio cerebral izquierdo. Y las dos que poseían una ubicación central en la evolución primigenia animal, se lateralizaron hacia la izquierda corporal, y rigen así al hemisferio cerebral derecho. De esta manera dieron lugar a la condición Mental o Racional que caracteriza al hemisferio izquierdo, y a la condición Emocional que caracteriza al hemisferio derecho.


[ La web "Cerebro  y  vísceras  corporales" contiene el desarrollo pormenorizado de cuanto aquí se expone de manera muy suscinta. ]

Más aportaciones:

.........

- subir -